miércoles, 30 de septiembre de 2009

JUNO de Jason Reitman – 2007 – (“Juno”)


Juno Macguff tiene dieciséis años y se ha quedado embarazada. El padre de la criatura es el inseguro y fanático de los deportes Bleeker, uno de sus compañeros del instituto. Juno ha tomado una decisión: va a tener al bebé y lo va a dar en adopción a Vanessa y a Mark, una pareja acomodada y algo frustrada que lleva años soñando con un hijo. La vida de Juno y de todos los que la rodean va a cambiar a raiz de este acontecimiento, y no va a ser ella la única que se va a enfrentar al paso hacia la madurez.

Hijo de Ivan Reitman (el director de las dos entregas de “Los Cazafantasmas”), Jason Reitman únicamente ha dirigido dos películas hasta la fecha: la comedia satírica “Gracias por fumar” y la comentada “Juno”. Ambas están enmarcadas dentro de un estilo visualmente bastante ecléctico que da una gran importancia a los diálogos, ágiles e ingeniosos y que definen casi por completo a los personajes. Jason Reitman es una joven promesa del nuevo cine norteamericano de aura independiente.

“Juno” narra la historia de una adolescente de clase media (maravillosa y bellísima Ellen Page) que, tras quedarse embarazada, decide tener a su bebé y entregarlo a una pareja acomodada que desea adoptarlo. Esta decisión cambiará su vida para siempre: la relación con su padre y con su madrastra, con el chico que la dejó embarazada y con la propia pareja que va a criar a su hijo. El filme está rodado con pulso, con una gran agilidad y utilizando varias técnicas visuales entre las que se encuentra la animación. La fotografía es bellísima y se sirve de los esplendorosos colores que la inundan para crear ambientes acordes a cada momento que irrumpe en el filme. La banda sonora, cargada de referencias que también aparecen en los diálogos a solistas y a formaciones musicales míticas (Patti Smith, Mott The Hoople, Sonic Youth, The Runaways, The Stooges…), es también genial. Ténicamente, “Juno” es una película excelente y, además, con una marcada personalidad. Creo, sin embargo, que le falla su trama, su historia, y además desde la raiz. Pienso que el filme está, en lineas generales, muy sobrevalorado. No voy a negar que los personajes tienen un gran carisma, que están maravillosamente interpretados y que en la cinta hay varios momentos verdaderamente hermosos tratados desde una visión poética y muy madura (el beso de Juno con su amigo en el patio del recreo ante la vista de todos, el nacimiento del bebé, el desenlace con la joven pareja tocando…). Por otro lado, la relación que se establece entre la protagonista y el futuro padre de su hija sabe interesar y transmitir la emoción justa alejándose de efectismos fáciles. Todo, pienso, queda sin embargo aquí: el resto de la obra simplemente no me parece que guarde nada destacable. Los personajes, desde mi punto de vista, son meros estereotipos a pesar del carisma del que gozan (los adolescentes perdidos, los padres comprensivos, el músico frustrado, la mujer que ante todo desea ser madre: todos están dibujados con un trazo que se me antoja demasiado grueso). No existen tampoco elementos que instalen entre ellos motores para que la trama resulte interesante: todos están de acuerdo con la protagonista en casi todo momento y, cuando existen conflictos entre ellos, son mostrados sin demasiada fuerza. Pienso también que los diálogos (llenos como dije de referencias y homenajes musicales y también cinéfilos) no son lo irónicos que intentan resultar: algunos sí que son incisivos, pero otros están forzadísimos y de naturales tienen muy poco. Para terminar, aunque esto es muy personal, Juno me resulta una chica irreal e incluso irritante. Creo que existe un abismo entre lo que es un personaje maduro y un personaje simplemente sabiondo, y el de Page creo que empieza siendo lo último, aunque ciertamente madure a lo largo del filme (es un error comenzar la película queriendo mostrarla “madura” a base de colocarle sin descanso frases “adultas” metidas con calzador). Creo firmemente que “Juno” es una de las películas más supersobrevaloradas de los últimos años.

4 comentarios:

Sean Bauer dijo...

opino igual que tú, hermano. Excesivamente sobrevalorada y abarca un tema difícil de tratar de un modo extravagante y light pero... es una película que dentro de su sensillez es complicada. A pesar de todo, el corazón de la pelí son Reitman y Page!

Saludos!

Mike Lee dijo...

Bueno, a mí me encantó, con escenas entrañables y personajes de lo más pintorescos.
Habrá que prestar atención al trabajo de Reitman y su nueva película, Up in the air.

¡Saludos!

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Tiene un punto fresco, una dirección amena y papeles mas que decentes. Para mi el tema no da para más, supongo que el bombo que le dieron fue porque a ciertas personas les causa sorpresa que una peli hable de embarazos, adopciones, etc con desparpajo y sin rios de lágrimas ni dudas morales ni castigos divinos. Podría ser.

ElChapa dijo...

En desacuerdo..

Saludos Sospechosos!