sábado, 3 de octubre de 2009

ONCE de John Carney – 2006 – (“Once”)


En las calles de Dublín se conocen un chico y una chica. Él trabaja en la tienda de su padre y, en su tiempo libre, toca la guitarra y canta en el centro de la ciudad. Ella es una inmigrante checa que vende rosas y que toca el piano. Él está destrozado por un terrible desengaño amoroso y ella tiene que mantener a su madre y a su hija pequeña con lo que saca de sus ventas. Entre ambos surge la amistad y deciden grabar un disco conjunto. Poco a poco, va surgiendo algo más…

El irlandés John Carney, músico y cineasta (fue bajista del grupo “The Frames”) es un destacado abanderado del cine independiente de su país. Melómano empedernido, sus historias, cargadas de referencias musicales y también culturales de otro tipo, retratan de una forma sincera y directa las existencias de seres de condición marginal o bien emocionalmente aislados (muy a menudo jóvenes) perdidos en entornos urbanos opresores de alguna manera que buscan el amor, la amistad, la redención, el reconocimiento o una nueva oportunidad para encauzar sus vidas. A menudo ha rodado con presupuestos bajos y actores desconocidos y tiene en su currículum bastantes trabajos realizados para la televisión. Su filmografía está compuesta de los dramas “November Afternoon”, “Viviendo al límite” y “Once”.

Rodada con cámara digital en un estilo documental no por ello exento de lirismo, “Once” narra la historia de amor que se desarrolla entre dos seres solitarios de la Dublín de nuestros días, interpretados maravillosamente por Glen Hansard, el cantante de “The Frames” (a los que John Carney perteneció como bajista a principios de la década de los noventa) y por la pianista checa Marketa Irglova, también dedicada profesionalmente a la música. Ambos se conocen en las calles, en las que el primero toca la guitarra y en las que la segunda vende rosas, y comienzan una relación de amistad y de colaboración musical que parece estar destinada a desembocar en el amor… Aunque, como es de esperar, existen problemas artísticos y emocionales y también comunicativos entre ambos que pondrán en peligro su futuro juntos. El filme está estructurado como un musical que está compuesto, grabado e interpretado por los propios Hansard e Irglova, que regalan unos temas y unas actuaciones verdaderamente sobrecogedoras. Tiene, sin embargo, un pequeño fallo desde mi punto de vista: está completamente descompensado y presenta demasiadas escenas musicales (en ocasiones sin descanso) que a veces impiden que la historia, aunque sea esencialmente musical (valga la redundancia) pierda en muchas ocasiones un ritmo que debería haber estado animado por más diálogos o incluso por más escenas de silencio. Sin embargo, el filme, con una gran aura poética urbana excelentemente desarrollada y cargado de bellas escenas intimistas, se deja ver esencialmente bien, mientras que su banda sonora es preciosa y esplendorosa hasta el límite de poner los pelos de punta. Recomendable.

5 comentarios:

Dr. Quatermass dijo...

Hola!

A mi me gusto mucho esta pelicula pese a que personas de mi entorno la encontraron excesivamente acaramelada y babosa. No encuentro que tenga demasiados momentos musicales, encuentro que muchos de ellos son fundamentales para la trama y veo la pelicula como una especia de musical. A mi me encanto, conecte con los personajes y me acabo llegando, especialmente su protagonista femenina. Una de las mejores peliculas "de rock" que hemos visto ultimamente.

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

He de reconocer que yo disfruté de esta película (nunca lo reconoceré en público ;) jejeje) y sobre todos con su selección musical.
Saludos

redrum dijo...

Siempre digo que es un film musicado, y que son las canciones las que hacen avanzar la trama... De ahí su valor más allá de la belleza de las canciones y la transparencia de su historia.

Ante tanto exhibicionismo barato de una industria que funciona a base de fórmulas, films así son imprescindibles.

Bea dijo...

Me recomendaron esta película, y la verdad, me quedé con ganas de verla... pero la cosa es que aún no la he visto...

Alhy dijo...

Yo habría dicho muy recomendable. Pero es que para mi esta peli tiene un valor extracinematografico que me da verguenza admitir en publico.

Take this sinking boat and point it home, we've still got time...

Once Kisses ***