domingo, 1 de noviembre de 2009

ALIEN III de David Fincher – 1993 – (“Alien III”)


Cuando se despierta, la teniente Ellen Ripley descubre con horror que su hija adoptiva Newt y sus compañeros han muerto y que la nave en la que escaparon se ha estrellado en el planeta prisión Fiorina 161, en donde convive, sin armas de ningún tipo, una comunidad de viejos reclusos hostil y fanática. Ripley descubre además otra cosa: un alien sobrevivió y, por supuesto, la compañía que la traicionó desea hacerse con él, el último de su especie… Ripley toma una determinación: acabar con la bestia y destrozar los planes a la compañía que le destrozó a ella y a tantos otros la vida.

David Fincher siempre tuvo vocación por lo oscuro. Lo demostrarían obras como “Seven” o “El club de la lucha”, y también su irregular debut, “Alien III”, que bajaba el listón que tan alto habían dejado Ridley Scott y James Cameron con las dos primeras e imprescindibles entregas de la saga. Fincher da al desenlace de la trilogía (trilogía en su momento, pues hubo una inesperada cuarta entrega) un tono que, si bien falla en sus expectativas, es personalísimo y muy propio de su obra: intenta regalar un capítulo que nada tiene que ver con los anteriores ni con el posterior de Jean-Pierre Jeunet; intenta recrear un drama psicológico de terror. Para ello, desarrolla una historia de absoluta desesperanza y la ambienta en un mundo desolador, corrupto y oscuro. Ripley es, una vez más, la única que sobrevive de la segunda entrega a ésta. Sus amigos han muerto y también su hija adoptiva, por la que tanto luchó, mientras que el androide Bishop es un armatoste destrozado y viejo que no puede hacer nada salvo pedir la eutanasia. Estos incidentes hacen de Ripley, aquí rapada, un ser desencantado y amargado con una vida destrozada a las espaldas por sus dos enemigos implacables: una amenaza alienígena y, lo que es más grave, los propios humanos, los directores de la compañía que en las entregas anteriores la traicionaron sacrificando vidas inocentes para incubar aliens, la forma de vida perfecta que tanto ansían atrapar. La sensación de soledad y malestar de Ripley en el planeta prisión en el que está confinada como la única mujer en una colonia de perturbados y fanáticos está muy conseguida, y es ciertamente deprimente comprobar de qué manera han muerto los supervivientes de “Aliens. El regreso” con los que nos habíamos encariñado (este hecho, por cierto, hizo que James Cameron montase en cólera, pues adoraba a estos personajes). “Alien III” transmite pesimismo existencial y fatalidad por los cuatro costados, lo mismo que transmite “Seven” y, en menor grado, “El club de la lucha”. Por ello, es una obra tan personal como la de Scott o la de Cameron. Sin embargo, el conjunto básico de la película se viene abajo por diversos factores, y la sensación que queda tras su visionado es la de una insatisfacción básica que, la verdad, fastidia, sobre todo tras las expectativas creadas y tras la genialidad de sus antecesoras. David Fincher intenta volver a recuperar el espítu del primer “Alien”: vuelve a colocar a una sola bestia asesina frente a un grupo de hombres desarmados e indefensos. El ambiente es ahora de luces y sombras, de pasillos oscuros y de tonalidades sepia, lúgubre y extraño de nuevo. Sin embargo, el terror no funciona: el mito es ya conocido y no sorprende, y Fincher no sabe explotar la sugerencia como lo hizo Scott. Tal vez sin proponérselo, Fincher acaba realizando una película de acción, por lo menos en su mitad segunda, la referida a la lucha contra el alien. Y el caso es que como película de acción también se plantea insuficiente, sin pulso, llegando por momentos, ante la falta de originalidad, al puro efectismo frenético vacío que ya empezaba a cuajar entre los autores de cine comercial. A esto se le añade una galería de personajes medianamente interesantes en los inicios pero que acaban resultando anodinos, sin mucho carisma y completamente olvidables (los más olvidables de todas las entregas). Tampoco ayuda el hecho de que la protagonista albergue un oscuro secreto que no voy a revelar pero que se predice con rapidez y que poco aporta. De “Alien III” se salva su desenlace, completamente inesperado, en el que Ripley por fin se venga de la compañía y les destruye para siempre su sueño de grandeza. El resto, por desgracia, resulta insuficiente por las razones antes comentadas. Eso sí, al parecer a Fincher los productores le destrozaron su proyecto, eliminando escenas sin piedad y cambiando el concepto original de la historia para hacerlo más comercial. ¿Qué ocurrió exactamente? El caso es que, por desgracia, la película es la más floja de la saga (yo incluso la situaría por debajo de la también irregular aportación de Jeunet). ¿Qué opinan?

5 comentarios:

redna dijo...

Gran analisis. Creo que el film aun asi merece la pena de verse. El alien resurrection es un divertimento de los productores, no esta mal, pero no la situaria por encima de esta.

Una de las cosas que me gustan del film es la direccion de David Fincher, sin duda uno de los mejores directores de su generacion. Ya nos ha regalado peliculas como Zodiac, Seven, El club de la lucha y Benjamin Button con apenas 45 años.

Por otr lado tiene demasiados peros, los cuales las primeras dos partes no tenian ninguno. El mas grave es el de dostrozar el final de la segunda para llevar a cabo una nueva historia.

Saludos.

Bea dijo...

Vaya, llego un poco tarde. Hace un par de días vi, por fin, la primera parte, Alien el octavo pasajero, y la verdad, me dejó un poco fría, me esperaba otra cosa, así que por ahora sus secuelas tendrán que esperar.

aDelin dijo...

Alguien sabe si existe una versión sin cortes de ésta película?

Cinemagnificus dijo...

La verdad, ni idea, pero supongo que por algun oscuro lugar de la red estara rulando. Alquien sabe si se puede conseguir la version sin cortes del Alien III de David Fincher???????

Miguel Angel Jaén dijo...

Tengo la saga de Alien criticada en mi blog, y por lo que he leído sobre tu criticaa a Alien 3 me resulta que estamos bastante de acuerdo.

Alien resurreción tiene escenas de acción mejores y te comento que a partir de Alien 3 todo dió un giro hacía el abismo del olvido.