jueves, 6 de mayo de 2010

ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS de Tim Burton – 2010 – (“Alice in Wonderland”)


Alicia tiene veinte años pero no ha dejado de ser la chica soñadora y aventurera que siempre ha sido. Sin embargo, en estos momentos se siente hastiada del futuro que su familia le ha preparado: casarase con un joven rico pero aburrido y sin imaginación. Por suerte, la vida de Alicia está a punto de cambiar... El País de las Maravillas de sus sueños necesita ayuda, y sólo ella puede salvarlo de las garras de su enemiga mortal: La Reina Roja. En sus manos está el destino de todo un mundo al que está a punto de volver.

Tim Burton, al igual que hizo Steven Spielberg hace ya casi veinte años con Peter Pan en su filme "Hook", reinventa parcialmente los mitos de la Alicia de Lewis Carroll narrando una historia de aventuras, amistad y superación en la que la protagonista vuelve al País de las Maravillas de sus sueños tras haber ya superado la adolescencia (tiene veinte años ya) para salvarlo y enfrentarse a sus viejos miedos y, por supuesto, a la malvada Reina de Corazones. La película es correcta en todo momento, aunque no es ni de lejos lo mejor de Tim Burton, que desde el bodriazo de "El Planeta de los Simios" camufla su última irregularidad con su personalísimo estilo visual, siempre innegable e impecable pero... no más que un personalísimo estilo visual. Así, se han sucedido desde entonces en la carrera de este autor obras muy correctas como "Big Fish" o "Sweeney Todd" y otras más flojas (desde mi punto de vista) como "Charlie y la Fábrica de Chocolate" o "La novia cadáver". "Alicia en el País de las Maravillas" no deja de ser correcta en todos los aspectos y, como conjunto, no es un mal filme: contiene las dosis juntas de aventura y acción y las combina con una trama bien delineada que se sigue básicamente con interés y que conjuga, como los buenos cuentos clásicos y como las propias historias de Lewis Carroll, la fantasía casi heroica con un acertado toque oscuro y cruel. El reparto es también destacado, desde los ya casi eternos (en la filmografía de Tim Burton) Johnny Depp y Helena Bonham Carter hasta la muy solvente Mia Wasikowska, Crispin Glover, Anne Hataway o Alan Rickman o Christopher Lee, que aportan sus voces. "Alicia en el País de las Maravillas" es una correcta reinvención de dos clásicos (también se incluye "Alicia a través del espejo") con mucha personalidad visual. A pesar de todo, se echa de menos al Tim Burton de "Eduardo Manostijeras", "Pesadilla antes de Navidad" o "Ed Wood".

5 comentarios:

Wolfville dijo...

A mi también me pareció correcta... pero además sosa, noña y olvidable al día siguiente. Y además muy poco Carrolliana, que eso sí que es un delito. Definitivamente uno de mis ídolos ha caido. No miserablemente, como Frank Miller, pero caído al fin y al cabo.

"Resibí telegrama de Barrymoooooooorrrrr!!!!"

Jarrll XD

Mike Lee dijo...

También me pareció una película entretenida y corriente, pero como señalas al final, no es el trabajo más personal de un director con tanto potencial.

¡Saludos!

Anónimo dijo...

A mi me parece un bodrio. Tenía muchas posibilidades y las ha tirado todas. Tim Burton va muy mal desde hace años, y no para de dar decepciones muy bien envueltas.

elprimerhombre dijo...

Yo opino más o menos como usted. Me la habían pintado tan mal que al final me pareció hasta entretenida (aunque la historia que nos cuente Burton no sea nada especial). El 3D es muy correcto, con una buena profundidad de campo cuando los planos son a ras del suelo. Y la caracterización de los personajes también está conseguida, pero a mí no me gustó Mia Wasikowska, la vi bastante sosa en algunos momentos.

Y yo incluyo Big Fish en los films flojos que ha mencionado.

Un saludo!

Demóstenes dijo...

Es una película muy visual, eso sí. Pero poco más. La historia es aburrida, y en algunos momentos es un poco ridículo.

Sobre todo algunos personajes. Porque no, el Sombrerero no mola y sí, la reina blanca da vergüenza ajena.

Big Fish, por cierto, es en mi opinión de lo mejor que ha hecho Tim Burton, muchísimo mejor que Swenney Todd.

A mí ya, es que Burton me aburre con su escenografía habitual del colorido grotesco. Me cansa siempre igual, y una película no se puede basar en un buen grafismo.