lunes, 31 de agosto de 2009

EL MEXICANO de Robert Rodríguez – 2003 – (“Once upon a time in Mexico”)


El agente de la CIA Sands lleva mucho tiempo buscando al famoso y temido Mariachi por todo México. Cuando por fin lo encuentra, le ofrece un contrato para que mate al mafioso Barillo, que quiere asesinar al presidente del país, lo cual provocaría un gran caos y terribles consecuencias. El Mariachi se une a él en su conspiración, aunque por motivos muy distintos… El Mariachi, una vez más, clama venganza.

La saga del Mariachi de Rodríguez termina (por ahora, y esperemos que aquí se quede) con “El Mexicano”, tercera entrega de sus aventuras ya desastrosa que reconcentra todo lo peor que su cine tiene. Una vez más encontramos, en el aspecto visual y narrativo, las influencias fieramente heterogéneas de su creador: “El Mexicano” es un western/filme negro de acción con toques de comedia negra y con un estilo que bebe de los dibujos animados, de los comics, de los videojuegos, de la serie B y de los mencionados western, cine negro y cine de acción. Hasta aquí bien: el cine de este director tiene una personalidad innegable. Sin embargo, aquí se queda. Como siempre, Robert Rodríguez vuelve a centrar todos sus “esfuerzos” en divertir al espectador sin ningún tipo de pretensiones. Lo que ocurre es que esta vez la falta de pretensiones es tan absoluta que hace de la obra una purísima excusa barata para colocar una interminable sucesión de escenas de acción a cada cual más absurda y espectacular. El cine de mero entretenimiento ha dado maravillas a la filmografía mundial, pero este cine que se ha quedado en la memoria colectiva (muchas películas de creadores como Fleischer, De Mille, Thorpe, Spielberg, Donner, McTiernan, Lucas…) tenía una base argumental mínima a la que las aventuras y la acción estaban subordinadas, y no al revés. En las irregulares “El Mariachi” y “Desperado” las tramas eran simplonas y lineales, pero en “El Mexicano” ya es directamente ridícula, mal planteada y desarrollada y gratuita en casi todos los aspectos. La cinta no es más que un espectáculo pirotécnico lleno de escenas de acción ingeniosas (eso tampoco se lo niego). Y punto y final. La historia trata de nuevo sobre la venganza del Mariachi (que ve como asesinan a cada nueva novia que se echa), aunque Rodríguez la enmarca en una delirante revolución popular contra un esperpéntico presidente corrupto. Los diálogos son de risa, no tienen sentido y resultan inconexos, los personajes actúan muchas veces de manera inexplicable, hay lagunas y cabos sueltos en el guión y los actores son realmente penosos: desde Banderas y Hayek hasta los mismos Depp (que al contrario que muchos no creo que haga un buen papel solamente porque de vida a un freak), Dafoe y Rourke (de Enrique Iglesias mejor ni hablo). Eso sí, tendremos lo de siempre pero multiplicado por mil: explosiones sin descanso, tiros por todas partes, mucha sangre, malos muertos por doquier, destrozos y seres humanos saltándose a la torera las más elementales leyes de la física y hasta disparando ciegos y acertando. ¡Si hasta en los flashbacks en los que El Mariachi recuerda a su amada muerta tenemos escenas de acción! ¿Que todo es un homenaje paródico freak? Puede ser. Pero sin argumento no hay nada de nada. Eso es “El Mexicano”. Nada.

4 comentarios:

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Ufff, no puedo con este hombre. No se como puede seguir dirigiendo y como, que es peor, puede haber alguien que le de dinero para sus películas. Lo siento pero no soy imparcial con este director.
Aprovecho para invitarte a participar en el concurso que he lanzado en mi blog (esta vez con premio)
Saludos

Mr. Shhh dijo...

Con los US$ que tenían y con esos actores podrían haber hecho algo mejor.
Saludos.

GUSTAVO dijo...

A mi me gusto mucho "El mariachi", pero las otras dos con Banderas fueron realmente malas, sobre todo la que reseñas. Estoy totalmente de acuerdo contigo.

Muy bueno tu blog!!!
Me encantaria intercambiar links, visitame.
Saludos!

http://cinemaparadisouy.blogspot.com/

Mike Lee dijo...

Esta tercera entrega me pareción un completo despropósito por todo lo que comentas, ya nada tiene mínimo sentido y hasta hay momentos bochornosos (las apariciones de Enrique Iglesias, por ejemplo). Si acaso sólo se salva Depp, y por ser él.

Propongo intercambiar links y muy bueno el análisis de toda la saga de El Mariachi.

¡Saludos!