domingo, 25 de octubre de 2009

CADENA PERPETUA de Frank Darabont – 1994 – (“The Shawshank Redemption”)


El banquero Andrew Dufresne es condenado a cadena perpétua tras haber sido culpado del asesinato de su mujer, asesinato que él asegura que no ha cometido. Internado en la prisión de Shawshank, pronto se hace amigo de todos los reclusos e incluso de los empleados y del alcaide gracias a su inteligencia y empatía. Sin embargo, la gran amistad de su vida la encuentra en Red, el rey de los trapicheos del lugar. Andrew lucha año tras año por conseguir autorrealizarse aún estando entre rejas y por probar su inocencia, oportunidad que se le va a terminar presentando… Cuando menos lo espere.

Frank Darabont, estadounidense de orígen húngaro que nació en un campo de refugiados de Francia (sus padres abandonaron Hungría antes de la Revolución de 1956) se ha convertido por méritos propios en uno de los grandes directores modernos de dramas carcelarios y judiciales y en uno de los mejores adaptadores de obras del irregular escritor Stephen King. Su estilo es de raiz clásica y rico en detalles y en ambientaciones (habitualmente sus películas se desarrollan en las primeras décadas o en las intermedias del siglo XX). Sus personajes, habitualmente perdedores, a menudo luchan contra una sociedad opresiva buscando la verdad, la justicia o la redención para ellos o para los que les rodean. En sus películas Darabont ha denunciado los sistemas jurídicos y/o penales injustos, la corrupción carcelaria, la cadena perpetua o la pena de muerte, contra las que se posiciona radicalmente. Tremendamente espaciada, su filmografía se compone del drama carcelario “Cadena perpetua”, del drama carcelario fantástico “La milla verde” (ambas basadas en obras de Stephen King), del drama “The Majestic” y de la magistral película de terror “La niebla”, también inspirada en una novela de King.

“Cadena Perpetua”, basada en el relato de Stephen King “Rita Hayworth y la redención de Shawshank”, supuso el soberbio debut para la gran pantalla de Frank Darabont, debut que ya marcaba las constantes de su cine posterior: unos personajes (maravillosos Tim Robbins y Morgan Freeman) buscan la libertad en un ambiente opresivo (la cárcel en la que van a pasar la mayor parte de sus vidas), libertad que viene intrínsecamente unida a la búsqueda de la verdad en el caso del primero (que asegura no haber matado a su esposa, hecho por el que ha sido condenado) y de la redención en el caso del segundo (que nunca negó haber cometido el asesinato que en su juventud le destrozó la vida). Juntos han de luchar contra los muros que los retienen y contra lo que arde dentro de ellos: la corrupción en la que el alcaide y muchos de sus guardias tienen sumida a la penitenciaría, un antro de violencia y de injusticia. Darabont se posiciona en contra de la cadena perpétua (más tarde en “La milla verde” haría lo propio con la pena de muerte) y apuesta por la redención y por la reintegración de todos los que han cometido errores fatales en su vida (algo que la mayoría no consiguen al salir en libertad demasiado viejos como para adaptarse al mundo moderno), mientras que denuncia la hipocresía de los que dirigen las mismas prisiones con una demagogia anclada en la manipulación por medio de la religión. “Cadena perpetua”, narrada con una sobriedad lírica de rasgos épicos tan emotiva como brutal, se configura como uno de los más grandes dramas carcelarios de los años noventa.

6 comentarios:

Cinemagnificus dijo...

Perdonad si no os firmo ultimamente, estoy haciendo un curso de ingles en Irlanda y no tengo mucho tiempo (estoy actualizando con material que ya tengo escrito). En Diciembre vuelvo a Espanha y volvere a firmar mas a menudo, I promise :)

Dr. Quatermass dijo...

Esta película es una obra maestra!

Saludos

redna dijo...

La mejor pelicula de la decada. jajaja

saludos.

Alhy dijo...

Aloha, Leprec.. digo, Cinemagnificus-man!

¿Cómo va el adjustment a tierras irlandesas? ¿cuantos little friends has hecho ya? ;)

Se te echa mucho de menos, lo cual es curioso porque no es que tu y yo nos veamos a diario, precisely, pero estás más out y se nota.

Le tengo mucho cariño a este film. Lo he visto muchas veces. Es una de esas pocas pelis que hasta mi family conoce (tu conoces sus limitadas y casposas referencias cinematograficas). No se si te lo he confesado alguna vez, pero mi pequeño Fujur se llama Andy en honor al personaje de Tim Robins. Me encanta la quimica de la pareja protagonista. Es un film que destila encanto clasico y buenrollismo, ademas del canto a la amistad, la libertad y al "be yourself" que tanto me/nos toca. Nunca me canso de verla.

El otro dia vi Moon, ganadora en Sitges y dirigida por Duncan Jones, un baby de David Bowie y me acorde de ti. Me pareció un film de culto instantáneo, con una atmosfera y una B.S.O hipotica y un enoooooorme Sam Rockwell. It's a must see. No te la pierdas cuando vuelvas, prométemelo ;)

También he visto NY, I love you. En mi opinión, esta mucho mejor Paris, je t'aime, ande va a parar, pero hay una frase de uno de los cortos que me hizo partirme sonoramente en el cine sin ningun tipo de pudor: ¿cómo puedes fiarte de alguien que come de todo? :D

Cuidate mucho, nene. No dejes que el bad weather o la falta de luz get you down. It's a once in a lifetime experience and you're living it :)

Kisses cercanos ***

Bea dijo...

Esta es una de esas películas a las que debería volver a echar un vistazo, pues la vi hace bastante años, y estoy segura de que si la veo ahora, me parecerá una película completamente diferente.

Mike Lee dijo...

Una de mis películas favoritas, asombrosa. Además, todos los trabajos de Darabont me han encantado.

¡Brooks y Ziguatanejo!

¡Saludos!