martes, 2 de febrero de 2010

EL SEGUNDO NOMBRE de Paco Plaza – 2002 – (“Second name”)


La joven Daniela no se explica el misterioso suicidio de su padre, Teodore Logan, un rico y poderoso empresario. Además, pocos días después del entierro, su cadáver es robado del cementerio y aparece destrozado de forma ritual en un vertedero. Nadie le da una respuesta y la policía piensa que ha sido una gamberrada cruel y macabra. Daniela comienza entonces a ahondar en el pasado de su familia. Pronto, descubre cosas oscuras de las que nunca ha tenido conocimiento. Pronto también el mundo que le rodea empieza a cambiar.

El valenciano Paco Plaza es, junto a Jaume Balagueró, otro de los nuevos nombres del cine fantástico español moderno. También especializado en el género del terror, únicamente ha dirigido todavía dos películas, mientras que ha co-dirigido junto al mencionado Balagueró otras dos. Su estilo se aleja bastante del estilo del cineasta catalán, al que siempre aparece unido por sus trabajos comunes y del que es buen amigo. Las obras de Paco Plaza son, tanto en lo visual como en lo narrativo, más sobrias, menos efectistas, más comedidas en el campo de los efectos especiales y más pausadas que las de éste. Destacan en ellas una forma de rodar más clásica y unas muy destacadas atmósferas oníricas y siniestras poderosamente evocadoras cimentadas en una excelente fotografía. Sus personajes, hasta ahora, han sido seres comunes que se ven enfrentados a algo desconocido o a la verdadera naturaleza de otros personajes que creían conocer. Debutó con dos películas en el mismo año: el documental “OT. La película”, dirigida junto a Balagueró (cinta por la que ambos recibieron durísimas críticas –cuando en realidad fue un encargo, un mero trámite que ellos mismos pensaban olvidar-) y la excelente “El segundo nombre”. Más tarde, dirigió “Romasanta”, su aproximación personal a los legendarios hombres lobo, y “REC” y "REC II", de nuevo junto a Balagueró.

La primera película de ficción de Paco Plaza, “El segundo nombre”, al igual que la ópera prima de Jaume Balagueró “Los sin nombre”, está basada en una novela de Rampsey Campbell. Es una producción española aunque rodada en inglés y con bastantes actores extranjeros. Comparte con el debut del catalán un asunto parecido: el de las sectas, aunque en este caso centrándose en los oscuros secretos que laten en las familias, que aparecen representadas como organizaciones ocultas. Erica Prior debuta como protagonista dando vida a una joven que, tras el misterioso suicidio de su padre, empieza a ahondar en su entorno más cercano, su familia y sus amigos, para descubrir lo que late en su interior, algo inimaginable y oscuro. “El segundo nombre” es un thriller de terror psicológico excelente que, al igual que “Los sin nombre” (a la que pienso que es ligeramente superior), no muestra nada que no hayamos visto antes pero que, sin embargo, lo hace de una manera excelente. La dirección, de aura clásica, es comedida en todo momento, alejada de efectismos y de golpes de horror fáciles. Explora el miedo a la institución familiar por medio de la sugerencia y para ello se vale de un ambiente suavemente siniestro, aunque en ningún momento presa de exageraciones artificiales, y de una violencia sin concesiones pero nunca absurdamente desbocada. La trama, interesante desde un primer momento, se sigue sin problemas y de manera tremendamente amena gracias a un buen pulso y un buen ritmo. Podemos decir que, sustentándose en argumentos que no son originales, tanto “Los sin nombre” como “El segundo nombre” logran resultar filmes muy destacados: el primero lo consigue por medio de lo grotesco y de lo estrambótico, de lo desaforado; el segundo hace lo propio por medio del mencionado comedimiento.

1 comentario:

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Una película de la que guardo un grato recuerdo. Tanto esta como Los sin nombre las tengo en gran estima.
Un saludo (y las dos tienen el nombre y la identificación de la persona como tema).