miércoles, 7 de julio de 2010

LA ROCA de Michael Bay – 1996 – (“The Rock”)


La antigua cárcel de Alcatraz ha sido tomada por un grupo militar al mando del veterano de guerra Francis X. Hummel, que además tiene en su poder en dicha prisión a ochenta y un rehenes. Hummel ha hecho una exigencia al Gobierno Norteamericano: o se indemniza como es debido a las familias de muchos veteranos como él que murieron en combate, o lanza sobre la Bahía de San Francisco quince misiles equipados con el letal agente nervioso XV. Para pararle los pies, el FBI envía, junto a un comando de la SEAL, a dos expertos: uno en armas químicas y otro en fugarse de cárceles. Son Stanley Goodspeed y John Mason, y éste último es el único hombre que logró escapar de la propia Alcatraz.

El habitualmente destructor de taquillas (en el sentido más lucrativo) Michael Bay es un director básicamente mediocre cuyas películas, que presentan un precioso aunque impersonal acabado videoclipero de diseño, siempre explotan la misma fórmula: la consistente en narrar historias simples y efectivas en las que prima por encima de todo la acción más desaforada y frenética aderezada con toques de drama humano y/o de comedia canalla. Sus filmes, aunque divertidos como los cócteles sin pretensiones de lujosos efectos especiales que son, argumentalmente dejan mucho que desear. Protagonizados por personajes planos, suelen estar anclados en topicazos de sus respectivos géneros y suelen ser asquerosamente patrioteros y, en lo histórico, manipuladores y falsos (como ocurre con la despreciable “Pearl Harbour”, ese intento de cine bélico). Michael Bay, como tantos cineastas comerciales de hoy, otorga más importancia a la espectacularidad visual de sus obras que a lo que cuenta en ellas, que siempre se da masticado para que nadie vaya a esforzarse pensando demasiado. Su filmografía se compone de “Dos policías rebeldes”, “La Roca” (su mejor obra: una gran película de acción), “Armageddon”, “Pearl Harbour”, “Dos policías rebeldes II”, “La isla” y las dos entregas de la saga “Transformers”.

Habitualmente, el cine de Michael Bay me parece aburrido: aburrido por predecible, aburrido por explotar siempre la misma fórmula de acción a veces delirante e interminable, aburrido por sus argumentos manidos, aburrido por su patriotismo rancio y maniqueo, aburrido por su glorificación tonta de la vida militar y aburrido por no ser más que un pretexto para lanzar el mencionado mensaje patriotero y para desplegar un espectáculo de efectos especiales de lujo desaforado. Sin embargo, también tengo que decir que “La Roca”, su segunda película y la que terminó de lanzarle a la fama (la anterior es la primera entrega de “Dos policías rebeldes”) me parece una película de acción excelente y, sobre todo, divertidísima. La trama es simple: un viejo héroe de guerra (un muy destacado Ed Harris) toma la antigua cárcel de Alcatraz con 81 rehenes y amenaza con lanzar 15 misiles letales sobre la Bahía de San Francisco si no se indemniza a las familias de un grupo de veteranos de las fuerzas especiales fallecidos en combate. Para pararle los pies, envían a un experto en armas químicas (Nicholas Cage) y al único preso que logró escapar de Alcatraz (Sean Connery). Lo que sigue es, se lo imaginan, acción, acción, acción, acción y acción. Pero acción imaginativa, divertida, lógica y realista dentro de su “lógica interna” (la de los filmes de acción más clásicos), espectacular sin caer en la idiotez, bien coreografiada y con un toque canalla que no cae en la fanfarronería imbécil. El estilo visual utilizado por Michael Bay es el videoclipero, aunque aparece en todo momento medianamente comedido (es decir: no estorba el visionado de la cinta), y la violencia de la que hace gala la trama, frenética sin caer en lo excesivamente gratuito, es vistosa, brutal e impactante (en su día, la película fue realmente sangrienta, incluso para lo que los fans del cine de acción estaban acostumbrados). Por otra parte, el dúo protagonista es verdaderamente carismático y el personaje de Ed Harris presenta una mínima profundidad como villano de turno (aunque esta profundidad no sea más que otra excusa para glorificar al ejército y al patrioterío barato). “La Roca” es un clásico del cine de acción, un género que, a pesar de estar repleto de morralla, a veces entrega obras verdaderamente destacadas y entretenidas.

4 comentarios:

Lucifer, Becario del Mal dijo...

efectivamente, no parece de M. Bay sino de otro director. Que cosas..

PEPE CAHIERS dijo...

Lo único malo es la escena de la persecución por las calles de San Francisco, donde nos mareamos con el movimiento de la camara y no nos deja verla en toda su grandeza. Lo mejor los personajes, sobre todo los diálogos entre Connery y Cage.

Alhy dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=wX72p1gcEVM


Life is very short and there's no time for fussing and fighting, my friend...

We can work it out...

:)


One big bearhug ***

Fantomas dijo...

Creo que es la única película que me gusta de Michael Bay. Probablemente sea por la impecable actuación de Connery, cuyo personaje puede ser visto como un James Bond jubilado pero aún en forma.

Saludos.